Periodontitis

La periodontitis también provoca hipertensión

La periodontitis o ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como ‘piorrea’, es una patología fundamentalmente caracterizada por una inflamación y sangrado de las encías. Una periodontitis que, además de causar la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por ende, de provocar la pérdida de los dientes, se asocia a un mayor riesgo de enfermedades potencialmente mortales, caso muy especialmente de las cardiovasculares.

La hipertensión arterial, esto es, la enfermedad definida por unas cifras de presión sanguínea superiores a 140/90 mmHg, constituye, como alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), la primera causa de mortalidad global.

Desde un punto de vista biológico, la asociación entre la periodontitis y la hipertensión es posible dado que los microorganismos causantes de la inflamación en la enfermedad de las encías pueden también provocar una inflamación sistémica, induciendo así el daño de los vasos sanguíneos.

El tratamiento de la periodontitis en pacientes con presión sanguínea elevada podría inducir una mejora similar, cuando no superior, a la asociada a la administración de fármacos antihipertensivos. Hace ya tiempo que sabemos que la prevención y tratamiento de la periodontitis mejora tanto la salud oral y sistémica como la calidad de vida. Y ahora también sabemos que su tratamiento podría ayudar a prevenir o mejorar la hipertensión arterial .

No hay comentarios

You can be the first one to leave a comment.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *